La tempestad

2019

Desde 2015 trabajo en la serie de dibujos Tempestades, dibujos que simulan carátulas de la revista National Geographic. La revista, de origen norteamericano, aborda temas científicos, culturales e históricos; en ella se construye, continuamente, un discurso de lo exótico, lo salvaje, lo oriundo y lo lejano, en contraposición a occidente. Si bien hay mucho contenido valioso en sus publicaciones, es innegable que las imágenes que difunde perpetúan la idea de lo marginal y lo periférico; lo Otro. Una mirada antropológica de ese Otro como lejano, exótico y bárbaro.

Para poder construir la modernidad se necesita evidenciar todo aquello que identifica al bárbaro. Exponer aquella cultura arcaica y primitiva, al alcance de los conquistadores y los conquistados, es una estrategia para el dominio hegemónico. Una especie de colección moderna, y por fascículos, de lo salvaje.

En el número de abril de 2018, National Geographic admite haber tenido un discurso racista durante los últimos 50 años, y su directora Susan Goldberg, reconoce en un artículo de la publicación que las representaciones de lo no blanco estuvieron asociadas a lo exótico y salvaje.

La serie Tempestades inicia con imágenes de mares, cuerpos, bosques, árboles y cielos, que alteran la idea de naturaleza; son bosques que perturban, mares que cuestionan, una naturaleza que subvierte los conceptos occidentales atribuidos a “los otros” como “cuerpos bárbaros”. Imágenes del sur de América.

Vista de montaje de instalación de la exposición “Fricciones” de BienalSur en el Centro Cultural Paco Urondo de la UBA, Buenos Aires, Argentina.

La mirada reflexiva de los primeros dibujos de la serie, cambia de lugar de enunciación en la serie de dibujos de 2019. Nosotros, los otros, ya no somos el objeto de estudio, observación y representación que se subleva. Ahora, los otros de occidente se convierten en el objeto de estudio.

Viajé a la costa Ibérica, recorriendo los enclaves del comercio de indias. Conviví unos días con andaluces; recogí relatos e imágenes; escuché y observé todo lo que pude; escribí y dibujé. En Madrid visité sus museos; aquellos que cuentan historias de nosotros y de ellos.

Vista de instalación de la exposición “Fricciones” de BienalSur en el Centro Cultural Paco Urondo de la UBA, Buenos Aires, Argentina.

Ruta (texto en construcción):

El recorrido empieza por paisajes de la Ruta del Comercio de Indias, donde observamos el mar de Cádiz y el río Guadalquivir. También vemos el Archivo General de Indias con esculturas de perros custodios. Siguiendo el recorrido nos encontramos con la Giralda en Sevilla, para luego hallar el reflejo de un jinete a orillas del mar de Sanlúcar de Barrameda, de donde partieron Pizarro y Cortés hacia América. En otro dibujo vemos el resto de una torre de vigía en Matalascañas: resto de un conjunto de torres edificadas en el siglo XVI. Las torres se construyeron para defender las costas de los ataques piratas que asaltaban los barcos que venían con las riquezas de América.

Estas piezas rodean a las tres mujeres que hoy forman parte de las representaciones escultóricas del Museo de Antropología de Madrid. Estas esculturas están fundamentadas en un interés anatómico con predominio del género humano. Sin embargo, en la colección “Los reinos de la naturaleza” no incluyen representaciones ibéricas, a no ser la del “gigante extremeño”. África, Asia y América representando al “otro”, al oriundo, al nativo, al bárbaro. Mujeres desnudas que cuentan la historia de las colonias.

Salgan al mar; traen las Indias.

Costa de Cádiz.

Algunos cuentos, otras tempestades.

Torre del Oro.

Sevilla.

La torre fue construida el siglo XIII por almohades. Existe el mito, que los sevillanos cuentan comúnmente que a la torre llegaba el oro de las Indias.

Llevamos la palabra.

Plaza Virgen de los Reyes.

Sevilla


Crónicas del olvido; donde el Guadalquivir se convierte en mar.

Costa de Sanlúcar de Barrameda.

Isabel viendo el sur.

Castillo de Santiago.

Sanlúcar de Barrameda.

Trópico a orillas del Guadalquivir.

Sevilla


“Son los más hermosos hombres y mujeres que hasta allí hubieron hallado”. (16.12.1492, diario de Colón)

Museo de América.

Madrid.

Custodio.

Archivo General de Indias.

Sevilla.

Joyas remotas.

Invernadero del Real Jardín Botánico.

Madrid.


El muelle de las delicias y el siglo de oro.

Restaurante La Raza Puerto Sevilla.

Sevilla.

Viento favorable para la demasía.

Río Guadalquivir.

Sevilla.

Cien años de perdón.

Torre la Higuera.

Matalascañas.

Huelva.


Africa: los orígenes del mundo.

“Junto al predominio del género humano, aparecían ejemplares ligados a los tres reinos de la naturaleza: los orígenes geológicos de la tierra, las plantas y los animales, considerados estos últimos como el contrapunto necesario para una anatomía comparada”.*

Museo de Antropología.

Madrid.

América: los reinos de la naturaleza.

“El reino animal estaba contemplado desde la perspectiva de la anatomía comparada, poniéndolo así en relación con el cuerpo humano. Había fósiles, insectos, moluscos, reptiles, peces y mamíferos, estos últimos reducidos a esqueletos completos o parciales o a ejemplares disecados. También había especímenes con deformaciones y ´monstruosos`”. *

Museo de Antropología.

Madrid.

Asia: los orígenes del mundo.

“Además, y con una importancia númerica y espacial mucho menor, se presentaban objetos asociados a culturas prehistóricas o modernas sin una selección ni estructuración claras”.*

Museo de Antropología.

Madrid.

* Fragmentos de los textos de sala del Museo de Antropología de Madrid.


La tempestad

Instalación de dibujos en carbón vegetal y pasteles sobre lino.

15 cuadros de 0.50 m x 0.35 m.

Instalación de medidas variables

Vista de instalación.

Exposición “Fricciones” de BienalSur.

Centro Cultural Paco Urondo de la UBA, Buenos Aires, Argentina

 

Otras tempestades

2017

 

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

Reflexionar sobre la reiterada estrategia colonial de perpetuarnos como “bárbaros” ha sido una preocupación constante para mí. A través de la imagen y la palabra, he subvertido imaginarios relacionados a lo salvaje, lo feo, lo manchado. La reconciliación con nuestras representaciones, con el cuerpo y nuestra geografía, tanto como el abandono del pensamiento colonial son los objetivos de mi trabajo.

El cuerpo y la memoria son territorios conquistados. Dibujar geografías y cuerpos sin límites, son una apuesta por su (re)conquista.

La serie Cuentos Bárbaros continúa esta vez desde los territorios conquistados y convertidos en geografías abyectas, donde habita el salvaje americano. Un territorio ganado en los imaginarios de nuestras sociedades, donde la invención colonial del otro, el salvaje, el indio, continúan instalados en el pensamiento latinoamericano.

La idea de lo salvaje adquiere múltiples formas. La colonialidad se re-presenta en el lenguaje, desde lo narrativo hasta lo poético. Una narrativa para crear historias abyectas y una poética que la sublima, se convierten en herramientas con un gran poder simbólico. La imagen y el ‘ver’ también están tomados; el cuerpo, el paisaje, la geografía, la naturaleza, se asumen como conceptos positivos aunque en ellos está incrustada la idea de lo “exótico”, lo “primitivo”, es decir, la idea del salvaje, el “buen salvaje”.

Vientos del este, vientos del oeste

Video HD en proyección

11:30 minutos

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

En la pieza Pacífico se observa una costa con dos mares enfrentados, este/oeste, norte/sur. Mares pacíficos y divididos, observados desde un “afuera”, a punto de poner pie en la tierra. El “afuera” es consciente del enfrentamiento. Surgen nuevas conquistas.

La imagen es del istmo Punta Huaro en Casma, Ancash. La Región Ancash, es asociada comúnmente con los andes y no con la costa. Casma se encuentra al norte de Lima. Conocer Punta Huaro fue un descubrimiento, un hallazgo, un deleite fotográfico que me permitió hilvanar nuevas ideas con respecto al mar. Una especie de poética de la naturaleza. Pacífico versus Pacífico; Pacífico contemplando al Pacífico. El Pacífico mirando a los Andes.

Pacífico

Dibujo en carbón vegetal y pasteles sobre tela

Tríptico

2 m x 4.50

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

Tempestades

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

Instalación de 12 cuadros

0.50 m x 4.50 m aprox.

Tempestades

En la serie Tempestades confronto la idea de “voz científica” de National Geographic,  voz a la cual le damos legitimidad, sin cuestionarla. En oposición veremos mares, bosques, cielos y cuerpos, que alteran la idea de naturaleza; son bosques que perturban, mares que cuestionan, una naturaleza que subvierte los conceptos occidentales atribuidos a “los otros” como “cuerpos bárbaros”. Imágenes de las tierras de Abya Yala.

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

Claudia Coca - Canibal video.jpg

Caníbal

Instalación de dibujo y video

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

10 m x 2.15 m aprox.

Video HD en televisor

4:45 minutos

https://vimeo.com/241628486

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

Caníbal

La instalación Caníbal inicia la serie. El Océano Pacífico bellamente embravecido, se encuentra con una orilla serena, calma que esconde al salvaje, al rebelde. Lo caníbal no está en las nuevas costas; lo caníbal viene a ellas. La piel de otorongo es una piel digna, una piel viva, una piel que avanza hacia un “adentro”, alejándose de la periferia para reconocerse en un interior común, donde nos podemos reflejar. El mar es nuestro, su turbulencia nos cuestiona, nos aleja y acerca para, luego, recuperarlo. La piel camina hacia uno; somos esa piel que debemos conquistar para dejar atrás la idea interiorizada del “mal salvaje”, del caníbal. La piel de otorongo es bella, potente y original. Reconocer la belleza en lo mestizo y nativo seguirá siendo una de las propuestas de mi trabajo.

Vista de instalación de la exposición “Cuentos bárbaros -otras tempestades-” en la Sala Luis Miro Quesada Garland de Miraflores, Lima, Perú.

Museos

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

Díptico

2.20 m x 3.30 m

Para poder construir la modernidad se necesita evidenciar todo aquello que identifica al bárbaro. Exponer aquella cultura ‘arcaica’ y ‘primitiva’, al alcance de los conquistadores y los conquistados. Los museos de antropología coleccionan los orígenes indios; orgullo y vergüenza en el mismo lugar. Los museos como espacios dicotómicos es la base del díptico Museos (Museo de Nacional de Antropología de México y Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú).

 

 

Territorios cercanos

2017

El otorongo (jaguar) es un animal salvaje que atraviesa el Perú desde la costa hacia la selva; también recorre América del Sur. Es una especie soberana y libre a la que no se puede dominar. Una representación de rebeldía en tiempos de insubordinación.

El Perú está popularmente relacionado a los andes (sierra) y a ciertas representaciones “exotizantes” y “turísticas” que refuerzan la idea de un territorio sólo andino. Estás representaciones ejercen un dominio, una especie de cerco que limita las posibilidades de re-conocimiento. Me interesa abrir la visión de la percepción del territorio peruano, como un país atravesado por costa, sierra y amazonía.

Juan Javier Salazar planteó la idea de tener el país en nuestras manos. El mapa del Perú en piel de otorongo; una piel sintética, rellena de espuma, una especie de cojín o peluche para acariciar. Un Perú con una anatomía, para estudiar.

-Territorios cercanos- está vinculada a la muestra –otras tempestades-, ambas en 2017.

Territorios

Dibujo en lápiz negro sobre papel

Políptico

0.33 m x 2.30 m

Estudio anatómico

Dibujo en lápiz negro sobre papel

Tríptico

0.36 m x 0.98 m

Paraíso

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

0.70 m x 1.00 m

 

 

Intervalos

2015-2018

 
Canibal 2.jpg
Mirando al este web.jpg
Canibal 1-100dpi.jpg
e. l - 2.jpg
salvajes, los otros.jpg
 

 

Cuentos bárbaros

2015

montaje rebelde.jpg

Cuentos bárbaros No.1

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

1.25 m x 1.80 m

emancipados 100dpi.jpg

Cuentos bárbaros No.2

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

1.20 m x 1.95 m

Cuentos Bárbaros N.3 (rebelde)100dpi .jpg

Cuentos bárbaros No.3

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

1.20 m x 1.70 m

Cuentos bárbaros No.4

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

1.70 m x 1.10 m

Otras tempestades

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

Políptico

0.35 m x 0.50 m (cada uno)

National Geographic 100dpi.jpg

Horizontes

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

Díptico

0.50 m x 0.35 m (cada uno)

Mesa

Textos, dibujos, cuadernos y notas.

Instalación

Medidas variables

Otras deseos   Dibujo en carbón vegetal sobre tela  Políptico  0.50 m x 0.35 m (cada uno)

Otras deseos

Dibujo en carbón vegetal sobre tela

Políptico

0.50 m x 0.35 m (cada uno)

Vista de montaje e instalación.  Sala de Proyectos UNESPACIO.  2015

Vista de montaje e instalación.

Sala de Proyectos UNESPACIO.

2015